lunes, 7 de marzo de 2016

Hacking: Del pánico digital al beneficio de la humanidad.

Nada más apropiado para ésta época dónde el FBI le está exigiendo a Apple que desarrolle métodos de hacking para acceder al la información del teléfono celular de uno de los terroristas de San Bernardino, que nuestro tema de Febrero en Crerative Mornings: Ética. Y nadie mejor que Manuel Morato, co fundador y director de Dev.F., la primera y más grande escuela de hackers de México y Latinoamérica, para hablarnos de hacking y ética.

Manuel "Eme" Morato Foto: William Rodríguez
Manuel o Eme como se le conoce popularmente, nos cuenta primero sobre él mismo: que es un corredor obsesivo, cómo constantemente cambia de look jugando con su vello facial y de su experiencia viviendo en Korea del Sur o en Sillicon Valley trabajando en diferentes start ups tecnológicas, con genios informáticos que no superan los 25 años y generando proyectos de aproximadamente un millón de dólares de capital. Trabajando, como él nos dice, con nuevas tecnologías para transmitir conocimiento y hacer de la tecnología algo real que a su vez logre hacer algo por la gente.
Eme reconoce que el  hacking es un tema bastante espinoso y que hoy en día saber de hacking es un super poder. Es como ser un "cirujano plástico" del mundo moderno. Un super poder que tiene dos caras. Así como muchas personas lo utilizan para hacer fraudes financieros y evadir impuestos, la cultura hacker que él persigue con su equipo, busca generar valor para el mundo. Busca esa pasión común para intentar algo nuevo y atacar la desconfianza de México y ayudar a recuperar ese tejido social, que según su criterio, está roto. Es por esto Eme y su equipo buscan modelos de tecnología inspiradores  para encontrar nuevas maneras de hacer las cosas y enfocar la tecnología en resolver problemas.

Y es precisamente por eso que Eme considera que México y Latino América, son los mejores lugares para hacer su trabajo en este momento. Es donde está "todo para ganar", por encima de San Francisco o Nueva York.  Porque encuentra en los problemas de nuestros países una oportunidad enorme de hacer más desde su trabajo. Pensar en solucionar problemas que nadie más haya resuelto. Aprovechar el dinamismo que está viviendo nuestra región para competir y generar y encontrar más oportunidades laborales.

Es muy valioso cómo nuestro invitado, en últimas nos propone hacer una reflexión sobre la cara positiva del hacking como un modo de solucionar problemas y generar valor en nuestros países tan convulsionados, en lugar de exclusivamente satanizarlo y pensar erróneamente que sólo es útil para llevar acabo actos malintencionados. Sin embargo y aunque por supuesto que aunque estoy totalmente en contra de cualquier acto terrorista, no creo que en el caso de FBI la mejor manera de combatirlo sea ir en contra de los principios éticos y utilizar el hacking para amenazar los protocolos de seguridad y privacidad en Internet.


domingo, 6 de marzo de 2016

¡Un Creative Mornings Chingón!

Y esta vez el tema fue "Lenguaje" y quién mejor para hablarnos de lenguaje que María del Pilar Montes de Oca, lingüista y quien en 2001 fundó la revista "Algarabía", una de las revistas culturales más vendidas de México. También es autora de libros como "El manual para escribir bien", "El manual para hablar mejor", "Mitos de la lengua" y "Fumar es un placer", entre otros.

La locación no pudo ser mejor: La hermosísima casa de "Blanco Colima" este nuevo centro cultural y gastronómico en el corazón de la roma.

María del Pilar a su mejor estilo, franco, directo y desparpajado, empieza haciendo una interesante reflexión sobre su revista Algarabía y la cultura, y explica cómo la cultura no es inalcanzable y no está como se cree, en el gobierno, las instituciones o los museos. Comúnmente se cree que a la cultura es de los "cultos" que tienen acceso a ella y asisten las salas de conciertos, a los museos. Que es sólo para unos pocos privilegiados y que el resto tienen que ver el canal de las estrellas. Contrario a esto, María del Pilar explica como la cultura está en todas partes: en el pozole, en la frase de la abuelita o de la mamá, en la palabra "chingón" y en el lenguaje de todos los días o en los regionalismos de diferentes lugares de México. La cultura entonces, nos explica, es todo lo que ha hecho el hombre desde que se convirtió en homo sapiens y aunque no es claro si fue cuando se convirtió en homo sapiens o antes que establece un código de lenguaje para comunicarse, todos los seres humanos hablamos e incluso las culturas indigenas más "primitivas" cuentan con códigos de lenguaje sumamente estructurados. Justamente como todos los seres humanos hablamos, estudiar la lengua es estudiar al ser humano. Es por esto que la lengua es la portadora de la cultura en los seres humanos. La lengua es parte de nuestra idiosincracia y es lo que nos identifica. La lengua además es la que nos permite heredar el conocimeinto de persona a persona. No importa que una persona  esté vestida con grandes marcas. La lengua es nuestra "tarjeta de presentación": Denota de dónde vienes, quienes son tus papás, si lees o no, de qué código postal vienes y con quién te metes.

De esta manera, María del Pilar nos invita a pensar en la lengua en México y cómo aquí la lengua en habla de la cultura mexicana. Expresiones como por ejemplo "mande" proviene de la expresión "mándeme usted" que se remonta a la época de encomiendas donde los indigenas eran encomenderos y por ende la usaban para recibir instrucciones de encomiendas. Otra expresión muchas veces usada es "sí se puede" y nuestra invitada explica cómo implica en sí misma una derrota porque quiere decir que las veces anteriores no se pudo. Otra palabra muy usada en la cultura mexicana y que habla de los mexicanos es "ahorita" y aquí María del Pilar cuenta una anécdota en la que un mexicano usa esta expresión en una situación con una otra persona de Argentina, el argentino se queda esperando que la acción suceda ya y en México ahorita no es ya pero "ahoritita" sí.

El lenguaje además habla de la psicología de los seres humanos. Cuando nos decimos a nosotros mismos por ejemplo "hay qué pendejo" o cuando la mamá dice "es que ella es la gordita de la familia" nos vamos quedando con esa idea e influye e nuestra psicología y en nuestra manera de ser. Este tipo de expresiones no solo hablan de  la cultura mexicana sino de nosotros mismos y hacen que terminen por hacernos pensar que las cosas son así y teniendo un impacto importante en la cultura. Se hace una declaración sobre una generalidad que no es cierta y que por consiguiente terminamos creyéndola.

La charla entonces transcurre con expresiones muy divertidas sobre la cultura mexicana que se convierten en falsas generalidades que terminamos asumiendo como reales: "todos los hombres son iguales", "las mujeres que no hacen pedo son hombres", "calladita te ves más gordita", frases que confirman una vez más cómo la lengua hace parte de la cultura y cómo la lengua tiene que ver con lo que tenemos al rededor, por eso en todos los lugares es diferente. La forma de hablar es como una red que nos permite ver el mundo que nos rodea.

La invitación final de María del Pilar es que en la medida en que entendamos que hay palabras y expresiones que nos definen ya no las deberíamos utilizar. Conocer la cultura, el lenguaje y lo que nos rodea, nos pude cambiar la forma de ser. Si podemos cambiar este diccionario se podría lograr ser mejores personas, mejores mexicanos y hacer cosas mejores cada día. Hacer nuestro propio diccionario para quitar estas palabras que afectan negativamente la cultura y la manera como nos definimos y actuamos, permite que seamos mejores.

Esta charla en realidad me encantó, porque para mí como extranjero, ha sido una experiencia fascinante la cantidad de expresiones del lenguaje en México y cada vez que entiendo el significado de una palabra o expresión nueva aquí, entiendo más de su cultura y con seguridad es por eso que esta vez puedo decir  con firmeza que éste Craative Mornings estuvo "chingón" sin el temor de sentir que estoy ofendiendo a alguien.

lunes, 19 de octubre de 2015

¡En shock!



El turno del mes de Octubre fue para Laura Woldenberg, jefa de producción y publisher de los canales de Vice México y productora de los documentales “Drogas y Petróleo”, “Michoacán la tierra caliente”; “El Estado Guerrero”, “Entre el río y la bestia”, entre otros.

Laura Woldenberg en su presentación de "Shock" en CMMX.
Foto: William Rodríguez
Con un estilo muy personal, sencillo y muy cercano al auditorio, Laura lo primero que plantea es que en su caso shock no es quedarse paralizado sino todo lo contrario: "es un motor para la acción" ya que "las emociones son una fuente natural para la creatividad".  Aprovechar el shock y transformarlo en algo positivo, shock entonces es impacto, impresión, sorpresa e incomodidad. Nos cuenta que justo para iniciar un proyecto cuando algo le genera incomodidad, ese es el reto y de ahí se desprende el aprendizaje y el conocimiento. Arrancar un proyecto desde la incomodidad.

Y es que precisamente hablar de temas como el género, la religión, la cultura, la violencia, el conflicto o la migración, son temas incómodos. Son temas que nos ponen en shock y en el caso de Laura y el equipo de producción de sus documentales, son temas suficientemente incómodos, que les generan tanto shock que se vuelven el motor e inspiración de su trabajo.

Laura entonces nos lleva de la mano por un recorrido de 3 documentales verdaderamente "shockeantes":  El hilo conductor de todos, la migración, pero esta vez con tres ópticas distintas, impresionantes e impactantes: Vemos que aparece el  concepto de "la población nómada más vulnerable de la historia", que ha sido sometida a abusos, asaltos, estafas. Y es así como Laura plantea una reflexión y una crítica: "criticamos a los gringos, pero podemos ser incluso peores con las personas de otros países que migran a México. Podemos ser el Estados Unidos de Centro América.

El primero de los tres documentales, habla de la prostitución en la frontera de México con Guatemala. Mujeres procedentes de varios países de Centro América, que cruzan la frontera a México en busca de una mejor vida a través de la prostitución y la verdad es que cuando pensamos en temas de migración en México siempre pensamos en la frontera norte con Estados Unidos, pero no nos detenemos a pensar más en la frontera sur y que para muchas personas llegar a México así sea para ejercer la prostitución es ya su sueño mexicano.

La siguiente parada de shock, es con el documental "Entre el río y la bestia", que al mejor estilo del periodismo de inmersión, se sumerge en las entrañas del tren llamado "la bestia" en el cual miles de personas desde diferentes países del continente, arriesgan sus vidas montadas en el techo del vehículo que atraviesa México desde el sur hasta llegar a Estados Unidos. Durante días estas personas tienen que lidiar con el hambre, las dificultades climáticas, ramas, árboles y en general el peligro de caer y ser triturados por el tren o perder sus extremidades. El equipo del documental entonces hace periodismo de primera persona y es uno más de los tripulantes del techo de esta bestia que cruza fronteras para "cumplir sueños".

Nuestra última parada es para los deportados de Estados Unidos que son regresados a Tijuana, después de mucho tiempo y seguramente habiendo construido ya una vida en Estados Unidos y teniendo que dejar a sus familias, su patrimonio alcanzado con esfuerzo, sus casas. Muchas de estas personas, desilusionadas, desorientadas y sin razones para volver a México, terminan en "el gordo", un canal de aguas negras donde se convierten en habitantes de la calle, indigentes y adictos a la heroína y otras drogas. Sus nuevas viviendas: los túneles y recovecos de canal, llenas de suciedad y agua podrida y tratando de encontrar una vez más una identidad en sus vidas. Una triste e impactante dimensión más de la migración que nos deja en shock.

Y es así como termina nuestra sesión de CMMX Shock. Con una cuestionamiento de Laura en el cual nos dice que la palabra shock no existe en la sociedad mexicana, que se volvió insensible, con memoria de corto plazo y que precisamente es parte de su responsabilidad documentar para generar ese shock y promover la acción.

martes, 18 de agosto de 2015

Primer Aniversario CMMX: ...3 , 2, 1... ¡Acción!

Así es. Estuvimos de fiesta y seguimos celebrando la "acción", nuestro tema de aniversario.  Y es que nuestro primer aniversario en Creative Mornings México no pudo ser mejor. La locación, majestuosa: La Cinetaca Nacional nos abrió sus puertas para esta ocasión en su foro al aire libre, y con globos y papel picado de colores, un espectacular sol defeño nos acompañó en esta mañana en la que mas de 200 personas nos dimos cita para festejar la creatividad.

Nuestros patrocinadores a la altura del aniversario, se lucieron con un desayuno, delicioso, variado y refrescante. Hubo pastel de cumpleaños y por su puesto piñata. Nuestros invitados, un público expectante entre "shorts", sandalias, lentes oscuros, sombrillas de sol y manteles de "pic nic", como siempre, brillaron por su participación.

La dinámica inicial, divertida y diferente. Los géneros cinematográficos fueron los protagonistas para que los asistentes rodaran sus cortometrajes. La acción, el drama, el romance, la ciencia ficción y el documental, entre otros, hicieron que los asistentes al aniversario de CMMX tuvieran sus 15 minutos de fama. Risas, aplausos, y actuaciones dignas de premio, se tomaron el foro de la Cineteca, rompieron el hielo de los asistentes e iniciaron la fiesta. Estas producciones magistrales se pueden apreciar en las redes sociales de CMMX.

El plato fuerte: Damián Alcázar. Uno de los actores más respetados y queridos de México, en su mejor estilo, honesto, directo y hasta descarnado, hace una interesante reflexión sobre cómo ve el mundo y el país. Nos habla de que la acción para cambiar empieza por uno mismo y nos invita a evitar la mezquindad y tener esperanza para buscar el avance. A hacer las cosas bien y  a ser tolerantes. "Debemos ser tolerantes, pero nunca tolerantes con la violencia" nos dice.  Nos invita a pensar qué podemos hacer cada uno de nosotros para contribuir en modificar el presente y hacer un mejor futuro. Nos invita a divertirnos pero también a reflexionar y recuperar la "consciencia" la cual considera que es una palabra ya lejana para el presente en México. "La acción debe ser personal para que después tenga un efecto grupal".

Desde un punto de vista muy personal, Damián nos habla también del calentamiento global, la contaminación en ciudades como la Ciudad de México, el no uso de vehículos motorizados, la extinción de los animales y hasta  de los químicos que han modificado para los productos naturales como el maíz,  "que ahora sabe a cartón" y de cómo los gobiernos no hacen posible que el agua sea potable para contribuir en el negocio de agua embotellada.

Al hablar de su trabajo, el reconocido actor de películas como "El crimen del padre Amaro, las crónicas de Narnia y La dictadura perfecta,  nos comparte que cada proyecto, cada personaje, para él, representa un esfuerzo y que elige muy conscientemente qué hacer. Que nunca se planteó tener prestigio y que gran parte de su éxito está en no engañar. Nos cuenta de su entrañable relación con el director Luis Estrada y de las cosas en común que tienen los dos, como superar tabúes y ser capaces de hablar de todo, como política, religión, etc." Si la censura es mala, la auto censura es peor".

Nos habla de su admiración por directores como los hermanos Cohen, Ingmar Bergman y Akira Kurosawa y nos invita a apoyar la producción de más cine mexicano yendo a las salas de cine a ver cine mexicano. Puntualiza sobre la buena calidad del cine mexicano y nos comenta que de cada 10 películas mexicanas en festivales de cine, 8 se llevan premios.

Y así se nos fue la mañana del sábado, con un charla personal, íntima y sincera por parte de Damián Alcazar y ni el fuerte sol hizo que las preguntas del público a nuestro invitado pararan, ni que el actor quisiera dejar de responderlas. Entre las muchas que hicieron,  resalto una de las que me mas me gustó: "¿Si pudiera volver el tiempo 20 años atrás y hacer una pregunta, cuál sería esa pregunta?" y Damián responde "¿De verdad la amabas?"

En resumen para mi, la invitación de Damián al público es clara y parece que es la indicación de inicio de una de sus películas: "Acción muchachos".

Empezar la acción desde uno mismo para de esa manera accionar un futuro mejor. Y como si fuera una resolución, Damián concluye citando: "Haré todo lo posible hasta el último día de mi vida".

martes, 30 de junio de 2015

Los padres que tuvieron que dejar de ser padres


Tal vez sea un poco tarde para hablar de los padres porque el día del padre ya pasó, pero justamente desde el pasado día del padre, tengo un pensamiento que no para de darme vueltas en la cabeza, porque no deja de generarme asombro, tristeza, rabia e impotencia.  La verdad es que tengo estas reflexiones atoradas desde hace dos semanas y para mi tranquilidad y sintiendo que es mi responsabilidad compartir lo que pienso, finalmente decidí escribirlo.

Como mi padre murió desde que yo era un niño, hace ya muchísimos años que no celebro ese día y la mayoría de veces, tal vez como mecanismo de defensa para no sentirme triste y nostálgico, casi que a propósito, ignoro esa fecha.

El pasado 14 de junio tenía cara de no ser la excepción, pero luego de dejarme contagiar por el espíritu del día del padre en Facebook, donde montones de amigos y conocidos habían puesto fotos con sus padres como foto de perfil, yo hice lo propio y subí una de las fotos más bonitas que tengo con mi padre, seguramente con el ánimo de hacerle un pequeño homenaje y en el fondo reconocer que 36 años después de su muerte aún no paro de extrañarlo. Estaba en eso, entre nostálgico y pensativo, cuando mi amigo Alfredo, gay de 54 años, divorciado hace muchos años y padre de dos adultos, me mostró un emotivo vídeo viral que le habían enviado por Whatsapp homenajeando a los padres, y con lagrimas en los ojos me dijo "no se te olvide que yo también soy un padre".

Alfredo es el quinto hombre que conozco divorciado de una relación heterosexual y padre de varios hijos.  Al igual que Alfredo, 4 de los 5 tienen una pésima relación con sus ex esposas y no tienen ningún de tipo de contacto con sus hijos. Llevan años sin saber de ellos y en uno de los casos además de juicios y demandas recurrentes por parte de su ex esposa, su hijo de 23 años le tiene demandado el salario en un porcentaje importante.

No digo que pasar por éste tipo de situaciones debe ser fácil y que no debe generar muchos sentimientos, dolores y angustias. De hecho he hablado en varias ocasiones del tema y su proceso personal con Andrés, gran amigo, mío quien desde hace varios años ya afrontó su salida del clóset con su ex esposa, padres, hermanos, cuñados y por su puesto con sus hijos. Sin embargo, no me cabe en la cabeza y no logro entender varias cosas como por ejemplo ¿cuántas mujeres no perdonan a sus ex parejas por haber tenido los huevos de afrontar la verdad? ¿Cuántas de ellas los descalifican como padres, seres humanos y familia por ser homosexuales? ¿Cuántas ponen por encima su orgullo y su rabia antes de darle la posibilidad a sus hijos de tener un padre? ¿Cuántas ponen en contra a los hijos y deciden arbitrariamente romper la relación de sus hijos con sus padres? ¿Cuántos de esos hijos genuinamente no quieren volver a saber nada de sus padres?

Se que es un tema bastante delicado y espinoso y muy seguramente el dolor de todas esas mujeres debió ser muy grande, pero tal vez porque yo no tuve la posibilidad de tener padre desde que era niño, y desde entonces no hay día de mi vida que no lo extrañe, no puedo cerrar esta nota sin preguntarme si es tan importante el ego y la rabia como para castrarle a un padre la posibilidad de ser padre.

miércoles, 24 de junio de 2015

¡Revolución!


Foto: William Rodríguez
Sí. ¡Revolución! con símbolos de admiración.

Es que es una palabra que a mi de entrada me denota acción. Poder. Hacer. No quedarse quietos. Transformarse. Reflexionar. Repensar.

Qué mejor lugar para pensar en torno a revolución que el  mismo Monumento a la Revolución de la Ciudad de México.  Y como si el destino nos jugara una lección, los maestros de la CNTE se instalaron en el plantón del monumento pocos días antes de la charla de Junio de Creative Mornings, continuando con su propia revolución y recordándonos que manifestarse en pro de una causa también puede ser una pequeña revolución.  Somos "morning persons" y nada opacó el desarrollo de nuestro onceavo encuentro, que fue un éxito.

El turno ahora fue para Andrés Mier y Terán, arquitecto responsable con su firma, de la transformación del Monumento a la Revolución. Las imágenes de su presentación son espléndidas. Y es que con el recorrido visual que nos hace sobre la historia de este emblemático lugar y su proceso de transformación, no queda otra alternativa que hacer un recorrido físico y presenciar esta maravillosa y profunda estructura de acero, sus laberintos subterráneos, su cúpula y mirador, sus cafés, tienda y sus recintos académicos.

Uno de los túneles subterráneos del Monumento.
Foto: William Rodríguez
Cada detalle fue delicadamente pensado: una magnifica plaza, imponente visualmente y en la que constantemente suceden muchas actividades. Una imagen visual impactante, referente de ésta ciudad que se convirtió en le logo del complejo y que parece que no pasara nunca de moda. Un novedoso sistema de magnetos para adherir objetos e información en sus muros de acero, respetando la estructura sin afectarla. La lista parece ser cada vez mas sorprendente e interminable y nos invita a reflexionar en torno a cómo deberían re pensarse los espacios públicos.

Así como el mismo Andrés lo describe, este es un proyecto que no tiene fecha de terminación y pareciera que el recorrido tampoco. Sus espacios subterráneos y túneles más que un laberinto, parecen un homenaje a la arquitectura, la ingeniería y a la revolución industrial. "Más que una obra física, es una experiencia",  nos afirma Andrés.

Y es que este espacio que originalmente se planeó para ser el palacio legislativo, que posteriormente se convirtió en mausoleo y que estuvo cerrado por 30 años, en  2010, a propósito del centenario de la revolución, tiene su propia revolución y se reinventa y sus estructuras y puentes de acero remachado se transforman en una experiencia. Una experiencia que nos pone a reflexionar en las diferentes revoluciones que ha atravesado la historia de la humanidad. En que las revoluciones de pensamiento y emocionales existen. Y que así como este espacio, que de acuerdo con lo que nos dice Andrés Mier y Terán, es un proyecto en constante cambio, las personas deberíamos revolucionarnos con frecuencia y vivir en un cambio constante y lograr ser, como éste, monumentos vivos.




martes, 26 de mayo de 2015

Robot o la obsesiva búsqueda por humanizar la tecnología



Robot. Una palabra que nos fascina desde niños. Una fantasía que nos lleva a pensar en hacer menos y en mandar más. Una referencia a un muñeco de hojalata torpe motrizmente, pero brillante en su interior. Lo más parecido a un humano máquina y a la vez lo más distante al corazón y a los sentimientos de las personas. Un artefacto tecnológico que cada día nos une más con la idea de futuro y nos separa más de R2-D2 y Robotina.

Roberto Saint Martin, se sube al escenario de Creative Mornings México y su charla no puede ser más fascinante e interesante: Luego de un recorrido básico por la historia del Robot, incluso en su primera visualización física en la película Metrópolis (Fritz Lang, 1927), nos cuenta que Robot quiere decir "trabajar" en checo y que para poder ser un robot necesita de sensores para poder sentir lo que pasa, actuadores para poder actuar y que el resultado puede ser "chafa" o increíble. Lo que más me gusta y me llama la atención de su ponencia, es que un robot debe tener un uso. Tiene que ayudarnos a algo. Su función primordial debe ser ayudarnos a resolver algo.


Para mi se vuelve inevitable en ese momento pensar en el robot de la cinta "2001: Odisea del espacio" de Kubrick, que termina siendo el malo de la película y que opta por dominar al hombre. El robot por encima de la mente humana. Roberto entonces, me encamina de nuevo y redefine al robot como un "artilugio altamente interdisciplinario" y plantea la paradoja entre una máquina de hojalata tonta y torpe, en contra posición a lo que nos enseña se denomina tecnología exponencial y nos explica como cada día la tecnología en efecto se multiplica y crece más rápido. Nos habla de cómo la humanidad está viviendo un vasto momento de tecnología exponencial y cuál ha sido su impacto en diferentes campos como bio medicina y neuro ciencias, en genética y biotecnología e incluso como la reducción de costos, en muchos aspectos de la vida actual, también se ha vuelto exponencial.


El panorama futuro para las compañías tradicionales no puede ser más desalentador y se espera que el 40% de las "Fortune 500" desaparezca en los próximos 10 años, mientras que el crowd sourcing crece también de manera exponencial y nunca antes en la historia ha tenido mayor inversión y capital de riesgo.  Me pone a pensar en la imperante tarea de re pensar los negocios, las compañías y la vida misma de una manera diferente. De que la fórmula cambió para siempre y seguirá cambiado de manera exponencial. De que los que no lo entiendan, necesariamente se quedarán por fuera. De que una máquina o un robot jamás estarán por encima de la mente humana, porque necesitan una necesidad humana que resolver.

Me encanta esta charla porque me hace re confirmar que la tecnología sólo existe si tiene una verdadera razón humana detrás. Que es exitosa solamente si impulsa o favorece una razón poderosa para las personas. Que la fórmula matemática de las Fortune 500 ahora necesita de una comunidad de personas activa y en evolución constante. Y en últimas, que las personas son el motor de la revolución digital.

 Los planteamientos finales de Roberto son alucinantes. Resalto solo algunos que logré capturar:

  •  El hombre y la tecnología somos lo mismo.
  •  La tecnología y la robótica se van a fusionar. La palabra "robot" desaparece.
  • Pronto vamos a lograr hacer vida más rápido que la naturaleza.
  • Todos necesitamos empezar a hacer tecnología ya.
Al final del día, ¿quién no quiere una Robotina que haga la tarea y limpie la casa?